Receta fácil de helado vegano sin azúcar

Sé que el título vegano y sin azúcar es un buen gancho desde el punto de vista de la salud pero, a veces, resulta poco seductor desde el punto de vista del paladar 😜  Hoy no te preocupes, ¡este no es el caso!.

Soy italiana y aunque reconozco que el helado típico italiano no tiene rivales, pienso que esta receta, considerando los ingredientes, tiene poco que envidiarles. Además estamos ahora mismo en uno de los veranos más calurosos de los últimos años y, saber que puedes disfrutar de un helado sano y refrescante sin subir tanto los niveles glucémicos y/o calóricos.

Esta versión además incluye pequeños trocitos de brownie, que ayudan realmente a darte la sensación de que estés tomándote un «cookies & cream» de Ben & Jerry.

No es difícil de hacer, solo necesitarás una buena batidora y algunos ingredientes. Te advierto antes de empezar que esta receta es prácticamente inventada por mi, así que no tengo unas medidas exactas.

Ingredientes para el brownie:

  • Copos de avena (prueba con mitad de un vaso de agua, siempre puedes añadirle más luego)
  • 2 dátiles Medjool
  • Esencia de vainilla (5 – 6 gotas)
  • Cacao puro (2 ó 3 cucharadas soperas
  • Puré de manzana (suficiente para poder amalgamar todo en la batidora)

Ingredientes para el helado:

  • 3 ó 4 plátanos maduros congelados
  • Esencia de vainilla (3 o 4 gotas)
  • Un poco de canela
  • Leche de almendras (la que necesites para poder hacer que la batidora gire)

Preparación:

Pon el batido de brownie en un pequeño contenedor adapto al congelador y aplástalo con una espátula creando un espesor de más o menos un centímetro. Déjalo en el congelador mínimo 20 minutos. Cuando esté listo, prepara el helado.

Ten en cuenta que el brownie tiene que resultar de una consistencia bastante compacta, pero manejable y el helado ya sabes.

Pon los ingredientes para el helado en la batidora. Necesitarás una con buena potencia, que sea capaz de convertir los plátanos congelados en una crema. El helado estará listo en un momento. Saca entonces el brownie del congelador, córtalo en trocitos pequeños y vierte en otro contenedor el helado, mientras vas añadiendo trocitos de brownie (deja un poco para la decoración).

Para terminar,  pon el resto de los trocitos del brownie sobre la superficie.

El helado estaría casi listo, de hecho, podrías probarlo ya, pero por mi experiencia, es mejor que lo dejes al menos una media hora en el congelador para que se compacte un poco más.

Te durará varios varios días en el congelador (si resistes la tentación a devorarlo en cuanto lo pruebes).

Espero que te guste y lo disfrutes,

buon appetito

CompArte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.